Ivailo Petrov: pintor búlgaro (1965)

6 de noviembre de 2015

DEFENSA


Él, solo ahí
en el altiplano
de la memoria.


Solo
para que no lo vean,
con mantos ocres
salpicado por salinas
y flamencos caminantes.


Cristales fusionados,
él camuflado en el hábitat
se defiende.


Esconde sus ideas,
juega a  ser invisible
por temor a las heridas.


Él, un árbol sin nidos,
de piedra,
en medio del desierto.

Cierra su boca.



Foto:"Árbol de piedra", del Altiplano Andino-

14 comentarios:

  1. Inmóvil, petrificado...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo petrificado tuvo vida...

      Saludos

      Eliminar
  2. Él también llora, pero vive aferrado a su fortaleza.
    Abrazo, Elsa
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente resista los embates del viento.

      Gracias Fina.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. Podría ser una piedra o también un ser humano apesadumbrado, uno encerrado en si mismo que teme ser golpeado y despreciado. Podría ser una piedra. Podría ser un alma que sufre. Podría y es: poesía. Muy bello Elsa.
    Abrazos desde mi sur andino.

    ResponderEliminar
  4. Desde el mismo sur andino sin fronteras, te agradezco Taty.

    Podría ser...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. POÉTICA REPRESENTACIÓN.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias porvenir.

      saludosafectuosos

      Eliminar
  6. No conocía este árbol o figura petrificada que lo parece... Gracias por dármelo a conocer, Elsa. Al mirarlo veo que tiene la forma del mapa de España... Increíble! Tus versos, la imagen, me hacen pensar, sentir, imaginar tanto que conserva el desierto... Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julie,conserva mucha memoria y por cierto diversa.

      Un beso.

      Eliminar
  7. ...resguarda su memoria de roca volcánica, impasible en el tiempo.

    con mi cariño, besos Elsa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, Soco guarde la memoria de nuestro paso por la tierra.

      Cariños.

      Eliminar
  8. Los hemos visto ahí, certificando el paso del tiempo. Quizás fueron árboles señeros, hechos piedras, rocas, o las mismas rocas, mimando a ser árboles de piedra, para memorar la vida. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  9. Y me sigue seduciendo este árbol, Elsa, y creo que todos los pájaros están dentro...

    ResponderEliminar

-llegas a un Blog Interactivo.

-Me alimento con tu comentario...
Gracias.